TOP RATED FREE ALL SEX CHANNELS

Araceli González y un "palito" a Nicolás Cabré: "Después de lo que sucedió, automáticamente dejó de existir en mi vida"

Parece que la actriz no tiene un buen recuerdo del galán, quien fuera novio de su hija, Florencia Torrente, por casi tres años. En una entrevista a Caras, lo “atendió” sin muchas vueltas.


Araceli González concedió una extensa entrevista a la revista Caras en la que habló absolutamente de todo. Su pasado, su presente, sus ex y la relación con sus hijos, Florencia Torrente y Toto, este último fruto de su amor con Adrián Suar.
“Flor sufrió mucho y era muy jovencita. Me ocupé de ella, la apoyé, la escuché, la escuché llorar, y ese es el dolor más grande que puede sentir una mamá", dijo Araceli sobre la separación de su hija y Cabré.
Y cuando habló de Floppy, la actriz no contuvo palabras no muy felices hacia Nicolás Cabré. La joven y el galán estuvieron casi tres años de novios y se separaron en el verano de 2008, cuando el actor la dejó por Soledad Fandiño.
No fueron pocos los que aseguraron que Flor se habría enterado por las revistas sobre la ruptura, algo que ya les había pasado a otras ex de Cabré. Y aunque Torrente mantiene una buena relación con su ex, Araceli no tiene el mejor recuerdo del actor, por lo menos así se deduce de sus declaraciones.
Sobre cómo se sintió su hija cuando se separó de Cabré, González aseguró: “Sufrió mucho y era muy jovencita. Por tanto yo, como mamá, y toda mi familia, estuvimos muy cerca de ella. Flor manejó su dolor con mucha privacidad. No tuvo una actitud especulativa. Todo lo contrario, lloró en silencio”.
"Cabré dejó de existir. Sólo persistía su existencia si estaba con mi hija. Después de lo que sucedió, automáticamente dejó de existir en mi vida", añadió.
¿Si volvió a tener contacto con Cabré luego de que se haya separado de Torrente? Araceli sostuvo: “No. Yo me preocupo por mi hija. Me ocupé de ella, la apoyé, la escuché, la escuché llorar, y ese es el dolor más grande que puede sentir una mamá. Y me dediqué a estar con ella. Cabré dejó de existir. Sólo persistía su existencia si estaba con mi hija. Después de lo que sucedió, automáticamente dejó de existir en mi vida. Me enfoqué en mi hija. No me interesó más. Ni me interesa ahora. Con mis hijos soy una leona. Quien provoca dolor a mis hijos, para mí pierde existencia.
Y agregó: “Yo dentro del medio no tengo amistades. Soy muy coloquial, híper respetuosa, jamás le voy a faltar el respeto a nadie, pero no me toques a los míos, porque me transformo”.
Clarito, ¿no?

MIRA EL VIDEO !!!

0 comments:

Post a Comment